Padres de alumnos de la Comercio se movilizaron porque la escuela se cae a pedazos

“Nos merecemos un colegio que esté libre de peligros”.

“¿Y el derecho a la seguridad dónde está?”.


“Solución urgente. La EPCO se cae a pedazos”.

Estas y otras consignas se visibilizaron hoy frente a la Escuela Provincial de Comercio N° 1 de Oberá, ocasión en la que padres de alumnos se movilizaron para alertar sobre el pésimo estado edilicio de la institución.

“No hay nada por escrito, sólo promesas de las autoridades sobre una supuesta obra. Pero pasan los meses y la escuela sigue siendo un peligro”, subrayaron.

Cada vez que llueve, el agua se filtra por los techos y cielorrasos destruidos, afectando paredes e instalaciones eléctricas, mojando mobiliario y computadoras, entre otros inconvenientes.

Vale recordar que a fines de mayo pasado, padres, docentes y directivos de la institución se reunieron para analizar la pésima situación edilicia de la institución. “Hasta el gobernador sabe lo que pasa acá”, señaló entonces la directora.

La Comercio se halla en deplorable estado

Después llegaron las visitas y promesas, pero pasaron los meses y todo sigue igual o peor, con el riesgo que ello implica para la comunidad del colegio. “Parece que no van a hacer nada hasta que un chico quede electrocutado”, lamentó un papá.

Así, una institución que supo ser referencia se convirtió en la escuela más abandonada de Oberá.

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *