La inseguridad crece en Oberá, pero el jefe de Policía se hace tiempo para cuestionar el rol de la justicia y defender a la tropa descarriada  

El comisario inspector Rubén Darío Duarte, jefe de la UR II, participó de una manifestación a favor de policías implicados en diferentes delitos. “Esto nos alienta y nos da fuerza para seguir velando por la seguridad de Oberá”, dijo micrófono en mano, como candidato en campaña

Nueve homicidios en diez meses, record histórico para la jurisdicción. Incremento en el índice de robos, venta y consumo de drogas como nunca antes. A esto se suman las fundadas sospechas sobre varios policías con relación al caso Josías Galeano, el menor de 15 años asesinado; más la detención de otros tres efectivos imputados en la causa de Agustín Ramírez (24), quien fue abandonado con gravísimas lesiones por la misma patrulla que lo persiguió.


En este contexto dramático, la semana pasada el comisario inspector Rubén Darío Duarte, jefe de la Unidad Regional II de Policía, participó de una manifestación a favor de policías implicados en diferentes delitos. Un hecho inédito que contradice el protocolo de la fuerza.

La organización del encuentro, que se realizó frente a la Seccional Cuarta (justamente la dependencia donde, según determinó la Justicia, torturaron a Josías Galeano antes de su asesinato), estuvo a cargo de familiares de los policías acusados y contó con la participación de policías retirados y en actividad.

A pesar de que horas antes dos detenidos se fugaron de la Seccional Primera, a Duarte le sobró tiempo para dar un encendido discurso a favor de los policías imputados.

“Esto nos alienta y nos da fuerza para seguir velando por la seguridad de Oberá” dijo micrófono en mano, como candidato en campaña más que policía.

Si bien reconoció que “también hay policías que se equivocan”, remarcó que “eso lo determina la justicia”, incurriendo en una gruesa contradicción, ya que si respetara a la justicia no habría participado de una concentración que cuestionó la labor de fiscales y jueces locales.

También remarcó el “compromiso institucional de velar por la seguridad de toda la ciudadanía, cuidando los derechos, la vida y los bienes”, palabras que chocan contra la inseguridad que crece día a día en Oberá.

En tanto, lejos de hacer un mea culpa, ponderó al “excelente equipo de trabajo que me acompaña en esta Unidad Regional”, al tiempo que destacó el “buen criterio” de su gestión, “siempre impartiendo justicia e igualdad”.

¿Qué pensará la sociedad obereña del “compromiso institucional”, el «excelente equipo de trabajo” y el “buen criterio” de Duarte y compañía? ¿Y qué pensarán fiscales y jueces del apriete policial?

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *