“Uno se siente muy vulnerable y abandonado con estas situaciones”, reconoció Carlos Okulovich luego del robo del sábado

Los ladrones se hicieron de un botín de 600 mil pesos, confirmó Carlos Okulovich. «Se hace un esfuerzo grande para sostener y estar con este proyecto activo, y cuando te dan un golpe de estos te dan ganas de bajar los brazos», reconoció el empresario. Desde el gobierno analizan cambios en la jefatura de la UR II

El robo perpetrado el último sábado en perjuicio al Camellias Golf de la familia Okulovich puso al descubierto la escalada de inseguridad que azota a los obereños, corroborando que no hay sector social ni económico que se salve del delito.


En tanto, por la repercusión del caso, desde la cúpula del gobierno provincial extremaron los recursos para dar con los autores del hecho, lo que hasta ahora no fue posible, a pesar que desde el fin de semana personal de Investigaciones de Posadas se halla trabajando en la zona.

Asimismo, desde el Ministerio de Gobierno y la Jefatura de la Policía de Misiones analizan un cambio en la conducción de la Unidad Regional II de Oberá, habida cuenta a la cantidad de delitos que se vienen registrando en la jurisdicción.

El sábado se realizó un torneo de golf

Respecto al robo del sábado, Carlos Okulovich hijo dio detalles del caso y confirmó que los malvivientes escaparon con un botín que rondó los 600 mil pesos. Todos estaban encapuchados y armados.

“Estamos un poco tristes con lo que pasó. Uno se siente muy vulnerable y abandonado con estas situaciones. Se hace un esfuerzo grande para sostener y estar con este proyecto activo, y cuando te dan un golpe de estos te dan ganas de bajar los brazos. Pero por suerte no hubo que lamentar lesiones graves”, reconoció el empresario en declaraciones radiales.

Contó que el sábado organizaron un torneo de golf y que él se retiró media hora antes que los últimos empleados, los cuales fueron abordados por los delincuentes.

“En una camioneta de la empresa iban tres mujeres y un chico que es mozo del lugar. Esta gente (por los ladrones) desconectó el portón eléctrico y por eso el chico se tuvo que bajar para cerrar manual. En eso salieron los tres encapuchados que estaban escondidos y le pegaron, y a las chicas las hicieron bajar a todas a punta de pistola. También tenían cuchillo”, precisó.

Indicó que si bien cuentan con sereno, se trata de un predio de 40 hectáreas (sobre ruta 14) y los malvivientes habrían estudiado los movimientos del lugar.

Por ello, remarcó que “con esto tendremos que tomar otros recaudos. Lamentablemente, tenemos que vivir pensando en estas cosas. Cada vez son más repetitivos estos casos, pero uno piensa que nunca le va a tocar, aunque nos tocó”.

Sin bien los ladrones escaparon en la camioneta de la empresa, la misma cuenta con sistema de rastreo y fue abandonada cerca del lugar. Hasta el momento los autores del hecho no fueron capturados.

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *