Brutal homicidio en Mártires: un chico de 15 años es el principal sospechoso de matar a su ex padrastro

Pablo César Da Rosa fue asesinado de varias puñaladas. El hecho se registró este domingo en la localidad de Mártires. Las sospechas recaen en dos hermanos, de 22 y 15 años, ex hijastros de la víctima. El año pasado el menor apuñaló a Da Rosa, quien aquella vez padeció heridas leves

El cadáver de quien en vida fuera Pablo César Da Rosa (44) fue hallado en una zona de malezas en la localidad rural de Mártires y las primeras averiguaciones apuntaron la investigación hacia dos jóvenes hermanos, hijos de la ex concubina de Da Rosa.


Así, se estableció que no sólo que se conocían muy bien, sino que la víctima convivió varios años con los sospechosos cumpliendo el rol de padrastro.

Enseguida, tras cotejar los posibles antecedentes de Mauricio Santiago C. (22) y Cristian Adrián Z. (15) -hermanos por parte de madre-, surgió otro dato que no hizo más que avalar las sospechas sobre los jóvenes: el año pasado el menor de ellos fue denunciado por atacar con un cuchillo a Da Rosa, causa en la que intervino del Juzgado Correccional y de Menores de Oberá.

Según confirmó un vocero del caso, al momento del primer ataque el menor tenía 14 años y le propinó un par de puntazos a la víctima, aunque este logró defenderse y por ello sólo sufrió lesiones leves.

Asimismo, por las primeras pesquisas y datos recolectados por la Policía, las principales sospechas sobre el homicidio recaerían en el jovencito de 15 años.

Es decir, al antecedente del año pasado, cuando el mismo chico atacó con un cuchillo a Da Rosa, se suman indicios para considerarlo como el autor material del sangriento homicidio.

Baño de sangre

El hecho que se investiga se registró este domingo en un sector de pastizales del lote 77 de la localidad de Mártires. La Policía fue alertada alrededor de las 23 por un llamado telefónico realizado por una vecina.

En el lugar, habitantes del lugar identificaron a la víctima y comentaron que un rato antes habría protagonizado una gresca con dos jóvenes hermanos entre sí.

Ese dato fue el primero que puso a los investigadores tras los pasos de los sospechosos, quienes fueron detenidos en la madrugada.

En el lugar los uniformados procedieron al secuestro de prendas de vestir de los implicados y un teléfono celular. En tanto, se informó que en cercanías al cadáver de Da Rosa encontraron un cuchillo -tipo sierrita- con mango de plástico color verde.

Por su parte, el médico policial de turno examinó a la víctima y diagnosticó que “presenta herida cortante en ante brazo izquierdo, dos perforantes en el abdomen, otra en región torácica y otra en la cardíaca”. El corte en la extremidad indica que se defendió.

El cadáver de Da Rosa presentaba múltiples lesiones cortantes

En consecuencia, el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, ordenó que el cuerpo sea remitido a la morgue judicial de Posadas para la realización de la correspondiente autopsia.

En paralelo, el magistrado dispuso que los sospechosos permanezcan detenidos en averiguación del hecho, previo examen médico.

Inimputable

Entre la noche del domingo y este lunes, la Policía tomó declaración testimonial a familiares de la víctima y vecinos de la zona, como también se entrevistó con la madre de los sospechosos.

Se determinó que al momento del hecho Da Rosa residía con su padre, aunque tiempo atrás convivió con la progenitora de los dos detenidos.

“Por el momento no se determinó cuál fue el motivo del hecho, pero sí se estableció que el año pasado el menor ya había agredido a la víctima. También lo atacó con un cuchillo, pero le propinó lesiones leves, lo que fue informado al Juzgado Correccional y de Menores”, comentó una fuente del caso.

Asimismo, los pesquisas confirmaron que Da Rosa fue concubino de la madre de los implicados, relación que habría durado varios años, al punto que la víctima “fue como un padre para el menor” de los hermanos, precisaron.

Incluso, tras la ruptura de la relación con su progenitora, era habitual ver al hermano mayor compartiendo rondas de tragos con el ahora fallecido.

Lo cierto es que el homicidio generó gran conmoción en la pequeña localidad de Mártires, ya que la víctima y los sospechosos pertenecen a familias de la zona.

Con relación al chico de 15 años sospechado, por tratarse de un inimputable (los menores de 16 años no pueden ser juzgados por ningún delito) el mismo fue alojado en el Centro Modelo de Asistencia y Seguimiento de Niños, Niñas y Adolescentes (Cemoas).

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *