“Por la magnitud y la logística de la banda, no se descarta que haya abogados y gestores obereños implicados”

Desbarataron una organización delictiva dedicada al robo de autos y falsificación de patentes en Oberá. Secuestraron 130 patentes -entre originales y truchas- e insumos para falsificar documentos del automotor. Por el momento hay un detenido

La detención de un Renault Kangoo que registraba pedido de secuestro por robo en la provincia de Buenos Aires fue el primer paso para desbaratar una importante organización delictiva dedicada al robo y hurto de autos, falsificación de documentos y patentes, entre otros delitos, con base en Oberá.


En sucesivos allanamientos realizados el último lunes, personal de la Unidad Regional II procedió al secuestro de 130 chapas patentes, de las cuales 67 son originales y 63 son falsificadas, según se determinó con los cotejos de rigor.

En tanto, la Dirección Cibercrimen corroboró que una gran parte de las chapas originales halladas registran pedidos de secuestro por robo en Buenos Aires, lo que grafica el alcance de la banda.

En los allanamientos también se procedió al secuestro de sellos de escribanías y registros del automotor; varios formularios 02, 04, 08, 12 y 13 en blanco; pastas para grabados de cristal, láminas de plastificar y blocks de papel fotográfico, elementos utilizados para la falsificación de documentos del automotor.

Asimismo, los pesquisas dieron con la suma de 814.000 pesos discriminados en billetes de mil, siete celulares, ocho chips línea Personal, dos notebook, 17 cédulas de automotor originales y formularios de seguro en blanco, entre otros elementos importantes para la causa.

“Ahora se deberán corroborar todas las patentes para determinar el origen de cada una; si los correspondiente autos fueron robados o hurtados y dónde, como también si corresponden a vehículos que se vendieron en la zona”, precisó un vocero del caso.

Por el momento hay un solo detenido en el marco de la investigación, lo que podría variar con el avance de la investigación en curso. 

Detenido y allanamientos

El inicio de la investigación se registró el último sábado, circunstancia en que personal de la comisaría de Guaraní, dependiente de la UR II, detuvo a un Renault Kangoo que se dio a la fuga en un control de Gendarmería sobre ruta Nacional 14. Luego se determinó que el rodado tenía pedido de captura por robo en Buenos Aires.

Al momento del procedimiento, el vehículo (dominio KZD 915) era conducido por Ángel Armando K. (35), quien viajaba acompañado por su madre Susana Inés L. (57) y Milagros Verónica L. (22), todos con domicilio en Oberá.

Ante las irregularidades detectadas, el juez de Instrucción Dos de Oberá, Horacio Alarcón, dispuso la detención del conductor y que a las mujeres se les recepcione declaración como testigo sospechoso.

Se estableció que el sospechoso tiene domicilio en el barrio 53 Viviendas Oberá y que posee un lavadero de autos en la casa de su mamá, ubicada en calle Tronador y Don Bosco de la misma ciudad.

De averiguaciones surgió que en dichas propiedades podría haber elementos relacionados a la causa y otros ilícitos, por lo que se solicitó órdenes de allanamiento que se concretaron de manera simultánea el lunes en horas del mediodía.

En primera instancia los investigadores dieron con sellos y documentación apócrifa, como también varias chapas patentes nuevas y elementos de falsificación de documentos.

En este contexto, se solicitó nuevas órdenes de allanamiento que derivaron en el secuestro de 130 chapas patentes (67 originales y 63 falsificadas), entre otros elementos de suma importancia para el caso.

Secuestraron 130 patentes

Preventivamente, el expediente a cargo del Juzgado de Instrucción Dos fue caratulado “encubrimiento y falsificación de documentos, robo/hurto de automotores”.

Profesionales del medio en la mira 

El secuestro de más de un centenar de chapas patentes originales y apócrifas, como también documentación oficial en blanco, permitió descorrer el velo sobre una organización delictiva de magnitud que operaría en la zona Centro de la provincia con base en Oberá.

Según una fuente con acceso al expediente, habría indicios para implicar a profesionales y gestores del medio, tal como se desprende de las primeras pruebas recolectadas.

Asimismo, será importe el peritaje de los celulares, chips y computadoras secuestradas.

“Por la magnitud y la logística de la banda, no se descarta que haya abogados y gestores obereños implicados. Porque están los que roban los vehículo, como también los que hacen el trámite de venta. Se encontraron cédulas originales en blanco, lo que no es poco y genera sospechas sobre el accionar de profesionales”, confió un vocero.

Precisamente, entre los elementos secuestrados se detallan 17 cédulas de automotor en blanco, formularios de seguro en blanco, tres ejemplares de inscripción de cédula de automotor con inscripción DNRPA en blanco y formularios 02, 04, 08, 12 y 13 en blanco.

“Incluso, se encontró una carpeta con apuntes de estudios destinados a orientación de confección de documentos de automotores”, agregaron.

Con relación al detenido, se prevé que entre hoy y mañana será trasladado al juzgado interviniente para la notificación de la causa y designación de su defensa.

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *