Obereña desaparecida con sus hijos tomó un colectivo a Posadas, pero otra persona compró el boleto

Se confirmó que el miércoles a las 10, Zulma Yedro abordó un colectivo a Posadas. El pasaje fue comprado por un tercero media hora antes en la capital provincial. Ahí se pierden los rastros de la mujer y de sus hijos de 4 y 2 años   

Un dato obtenido en las últimas horas confirmaría que Zulma Yedro (36) se ausentó de su casa por propia voluntad llevándose consigo a sus dos hijos más pequeños, aunque no se descarta que estén en peligro.


La investigación policial corroboró que el miércoles a las 10 la mujer y los menores abordaron un colectivo hacia Posadas. Lo llamativo del caso es que el boleto fue adquirido a las 9.30 en la capital provincial, por lo que se presume que alguien esperaba a Yedro.

Tampoco fue la primera vez que la mujer se ausentó de su casa sin avisar a su concubino ni a sus otros hijos, como lo reconocieron ellos.

Incluso trascendió que para hoy tenía fecha de cobro del beneficio social que percibe como madre de 7 hijos, por lo que contaría con dinero.

Lo concretó es que se cumplieron 48 horas de la desaparición y las pistas se agotan en que abordaron un colectivo a Posadas.

Tal como se informó, el miércoles a las 7.30 Yedro y sus hijos de 4 y 2 años salieron de su casa en barrio Norte hacia el puesto de salud ubicado a cuatro cuadras y desde entonces no regresaron.

La mujer no llevó consigo su celular, por lo que tampoco se la puede ubicar por esa vía.

Versiones cruzadas

Este viernes una hermana de Zulma Yedro hizo una publicación en su cuenta de Facebook dando cuenta que «mi hermana sufría violencia de género, maltrato verbal de parte de este señor» publicando una foto del denunciante, es decir, del marido de la desaparecida, requiriendo a la Policía su detención.

La hija de Yedro salió al cruce de su tía aclarando que «convivo con él y mi mamá todos los días y noches, les puedo asegurar que nunca le tocó ni un pelo a mi mamá y ni a nosotros. Es un buen hombre, trabajador, que del trabajo vuelve recién por la noche, cocina, cena y se va a dormir, después se levanta por la mañana y vuelve al trabajo».

«Deje de hablar cosas absurdas, yo le conozco a mi mamá más que usted porque convivo con ella todos los días y ella lo que necesita es ayuda psicológica porque no está muy bien y no sabe bien lo que hace, así que ya deje de publicar cosas absurdas porque no sabe cómo afecta a la familia en este momento de desesperación que usted esté publicando ese tipo de barbaridades», agregó.

Fuentes oficiales informaron que en el ámbito policial no existen registros de denuncias por violencia de Yedro hacia su marido.

.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *